La importancia del sistema ADAS 1

La importancia del sistema ADAS

La importancia del sistema ADAS.

¿Es el futuro de la conducción autónoma?

Imagina que durante el fin de semana sales con tu familia en dirección a la zona de restaurantes más concurrida de la ciudad y ubicas un espacio libre para estacionarte. A primera vista, parece un espacio muy reducido y hasta imposible de estacionarse, pero gracias a la función de asistencia de estacionamiento del automóvil, logras estacionarte a la primera.  Más tarde, ya al salir del restaurante, te diriges a casa y mientras conduces te acercas al panel central y quieres ajustar el volumen de sonido y de repente escuchas un sonido alertándote que el automóvil salió un poco del carril y corriges inmediatamente logrando estabilizar el control del volante haciendo tu regreso a casa seguro.

Estas funciones, en conjunto con muchas otras más, es lo que hace de ADAS un sistema de última generación que engloba la asistencia al volante con el fin de brindar mayor seguridad a los pasajeros.

Tal como lo mencionamos en el artículo pasado, el ADAS o Sistema avanzado de asistencia en la conducción (Advanced Driver Assistance Systems) se encarga de proporcionar la tecnología necesaria para conducir eficientemente, evitando percances al volante, reduciendo el número de incidencias considerablemente. El ADAS abarca una gama de características del vehículo que incluyen los sistemas de cámaras, el control de velocidad, frenado automático, reconocimiento de puntos ciegos, sensores de movimiento, etc.

ADAS es un elemento vital para el camino hacia automatización de vehículos (o conducción autónoma) en la que se divide en 5 diferentes niveles, siendo el nivel 0 aquel que es totalmente controlado por el conductor. Pensemos en los años 40s cuando la conducción del vehículo dependía por completo del conductor, quien manualmente tenía que ajustarse a las dimensiones y especificaciones del automóvil, además de que muchos de estos vehículos carecían de un encendido automático y llegaba a demorarse.

Por otro lado, las grandes marcas que producen autos eléctricos ya cuentan con funciones de conducción autónoma parcial y se ubican dentro de los niveles 2-3 pues ofrecen mayor seguridad y una mejor experiencia al volante. Sin embargo, no alcanzan niveles superiores, pues el conductor sigue llevando a cabo la mayoría de las funciones. Aunque muchos pensemos que ya cuentan con la tecnología suficiente para hacer de nuestra conducción toda una experiencia, Ahora bien ¿te imaginas como serán los niveles 4 y 5 con funciones de conducción y seguridad completamente sincronizadas y automatizadas?

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *